Menu

Biografía Led Zeppelin (2a parte)

led zeppelin

Antes de continuar, si te has perdido la primera parte pincha aquí: Biografía Led Zeppelin (1a parte).

En marzo de 1973 aparece en las tiendas su siguiente álbum, el quinto y el primero con título propio: “Houses of the Holy“. Nuevamente obtienen un clamoroso éxito de ventas y de público en sus actuaciones. El nuevo disco, algo ecléctico, deja bastante complacido al cuarteto.
Las revistas especializadas les consideran año tras año, disco tras disco, el mejor grupo del momento, se han vuelto tan famosos como los Rolling Stones, cualquier nuevo paso de la banda se convierte en todo un acontecimiento y ganan dinero a espuertas. No se privan de nada, incluso se compran un Boeing 720 con el que realizan sus traslados. 
Baten el record de asistencia a un concierto que anteriormente tenían los Beatles en la célebre jornada del Shea Stadium de Nueva York en 1965. 

El siguiente paso que darían en esta carrera hacia el infinito sería crear su propio sello discográfico, Swang Song, al año siguiente, con el que editarían todas sus grabaciones a partir de entonces, y en el que encuadraron entre otros a Bad Company.

La preparación del siguiente LP se desarrolló durante el año 1974, apareciendo finalmente en febrero de 1975 un álbum doble que se llamó “Physical Graffiti”, el primero con la recién creada compañía, y distribuido por Atlantic. El disco fue recibido muy favorablemente.
Llegó entonces una época que para los integrantes del grupo se convirtió en una pesadilla. Los escándalos relacionados con el abuso del alcohol, las drogas y el sexo se sucedieron. “Bonzo” fue acusado de varios altercados e intentos de agresión sexual, y el nuevo álbum de la banda, lanzado en marzo del 76, no tiene buenas ventas ni críticas, a pesar de convertirse en el primer disco de platino sólo por los pedidos anticipados al otro lado del Atlántico.

Entonces se estrenó la película “The Song Remains the Same” , que resultó un fracaso tremendo. Volvieron a echarse a la carretera en EEUU por undécima ocasión, pero entonces llegó un hecho lamentable que enturbió más aún la vida de la banda: La gira se ha de suspender debido a la repentina muerte del hijo pequeño de Robert, llamado Karac, víctima de un raro virus. Los rumores vuelven a desatarse, hay quien dice que el vocalista culpa de la muerte a Jimmy por sus prácticas mágicas. 

led zeppelin
Parece como si las cosas fuesen de mal en peor, los gustos musicales han cambiado, emergen los grupos punks y la new wave, y en todas partes se repudia el gigantismo y megalomanía de los denominados “dinosaurios” del rock, como Led Zeppe-lin. Así, 1978 pasa sin que el grupo haga nada de interés , hasta que se trasladan a los estudios de Abba en Estocolmo para grabar un álbum que se llamará “In Through the Out Door”. La banda toca dos días en el festival de Knebworth en agosto de 1979 resultando unos conciertos apoteósicos. Jones, Bonzo y Plant participarán también en el concierto por Kampuchea de Paul McCartney.

“In through…” no se vendió bien. El viento vuelve a soplar en contra del zeppelín, y lo peor aún no había llegado. A pesar de que el grupo parecía animado a volver a la actividad de antaño, todo se truncó cuando John Bonham fallece el 25 de septiembre de 1980 en la casa que Page tenía en Windsor tras ingerir una cantidad enorme de vodkas con naranja (nada menos que cuarenta) durante una fiesta. Aunque durante un tiempo se especula con posibles sustitutos, se hace claro que después de esta desgracia la banda no puede continuar, y en diciembre el resto de miembros del grupo comunica la disolución de Led Zeppelin. Quedan así atrás más de diez años de carrera y éxitos, pero todavía en 1982 sale a la venta un disco de la banda que contiene temas inéditos de diferentes grabaciones, y que recibe el nombre de “Coda”. 
Cada uno de ellos sigue su camino. John Paul Jones se volcará en su labor de productor y edita algún disco interesante. Jimmy y Robert em-prenderán unas no demasiado brillantes carreras en solitario, el primero con la BSO de la película “Death Wish II” y con la formación “The Firm”, junto con Paul Rodgers, sacando dos discos que no funcionan demasiado bien; después de “Outrider”, en solitario, Page se une a David Coverdale para publicar juntos un disco, “Coverdale Page”.
Respecto a Plant, tiene varios álbumes como solista; así, a modo de ejemplo, “Pictures at Eleven” (1982), “The Principle of Moments” (1983), etc.
Juntos, Page y Plant, además de sacar un disco con Jeff Beck titulado “Honeydrippers volume one”, del 84, se unen diez años después para tocar viejos temas del grupo con músicos egipcios y marroquíes, en un momento en que los Unplugged de la cadena MTV estaban de moda. El resultado es interesante y se edita en CD con el nombre de “No Quarter”, pero sin utilizar el nombre de Led Zeppelin. En 1998 Page y Plant sacan otro disco juntos, “Walking into Clarksdale”, que contiene temas nuevos y resulta meritorio.
Aparte de esto, hay que mencionar las reuniones esporádicas del grupo en ocasiones especiales como su actuación en el Live Aid en 1985 (algo floja). Con motivo del 40 aniversario de la compañía Atlantic Re-cords se produce la última reunión hasta la fecha de la banda, con el hijo de John, Jason Bonham, a la ba-tería.

Repasemos uno a uno los discos de Led Zeppelin:

led zeppelin

-”Led Zeppelin I ” (enero de 1969).
Tras la psicodelia, la música californiana y los Beatles, este disco conjugó todo ello con un retorno a las esencias fuertes del Rock’n Roll clásico de Chuck Berry , y fue sin duda un absoluto homenaje al blues, que se respira con una potencia nunca antes vista.
El propio Jimmy Page, gracias a la experiencia que ya atesoraba previamente en sus trabajos de estudio, se encargó de la producción de éste y de todos los demás álbumes de la banda. Introdujo algunas novedades que hicieron especial el sonido del disco, como colocar un micrófono delante del amplificador y otro más alejado para captar el ambiente cargado de música eléctrica. También colocó los diferentes instrumentos en sitios inauditos, como debajo de una escalera, para conseguir el efecto eco que daba monumentalidad y misticismo a su música.

Hay dos temas de Willie Dixon, “You Shook Me” y “I Can’t Quit You Baby”, versioneados de manera magistral.”Babe I’m Gonna Leave You” es un tema tradicional del repertorio de la cantante folk Anne Bredon y aderezada con los alaridos de Plant y los riffs eléctricos de Pa-ge. Estremece.
Los temas más destacables del disco son sin duda “Comunication Breakdown”, un nuevo derroche de fuerza, y “Dazed and Confused”, con el que se llega al clímax musical del LP, una excelente muestra hard-rockera con tintes de psicodelia.

-”Led Zeppelin II” (octubre de 1969).
El rock duro y el Heavy Metal deben mucho a este álbum. Parece increíble que un blues-rock tan sobresaliente se haya escrito y grabado casi en los ratos libres entre las agotadoras actuaciones de sus primeras giras americanas. Y ahí está abriendo el disco “Whole Lotta Love”con su famoso riff y su carga sexual. “Thank you” es claramente soul, mientras que el estilo más rockanrolero se encuentra en “Heartbrea-ker” y “Living Loving Maid”. El blues se hace presente en “The Lemon Song”, inspirada en un tema de Howlin’ Wolf, y en “Bring it on Home”. 

-“Led Zeppelin III” (octubre de 1970).
Contrasta con los dos álbumes anteriores en que es más acústico, más evidentes sus toques folk, y por ello no gustó a todos. Pero no se puede negar que es otro disco excepcional. Sólo por la balada “Since I’ve Been Loving You” ya se habría justificado la labor de los Zeppelin, pero es que la cara A se abre con “Inmigrant Song”, que si bien no llega a la excelencia de “Whole Lotta Love” es otro potente shock eléctrico. Las preciosas “Gallows Pole” y “Tangerine” destacan por su acento country.

-(Led Zeppelin IV) (noviembre de 1971).
El álbum más conocido de una banda que subraya su misticismo ya desde la carpeta. Los dos primeros temas, “Black Dog” y “Rock and Roll” son ambos clásicos del hard rock. Mucho más tradicionales son “Going to California” y “The Battle of Evermore”, ésta con coros de la cantante de Fairport Convention, Sandy Denny. “Stairway to Heaven” está cuajada de referencias mitológicas muy al gusto de Robert. “When the Levee Breaks” es un blues monumental gracias al prodigio virtuoso de los instrumentistas y el cantante.

-“Houses of the Holy” (marzo de 1973).
El funk y el reggae hacen su aparición en la música de Led Zeppelin con dos temas de ribetes humorísticos, “D’yer Mak’er” y “The Crunge”. Comúnmente se consideran “The Rain Song” y “No quarter” como las mejores canciones del LP, y también destaca un rock de influencias orientales como “Dancing Days”.

-“Physical Graffiti” (febrero de 1975).
Sin duda el mejor disco de la banda. Otra inquietante portada para un doble álbum perfecto que combina temas nuevos con otros de anteriores grabaciones. La complejidad de las canciones les ha llevado lejos del blues-rock de sus primeros discos, pero la inspiración no falta y saben hacer frente a la majestuosidad que se espera de ellos. Las influencias orientales y árabes de Jimmy son claras en temas como “Kashmir” o “In the Light”. “In my time of dying”, de 11 minutos de duración, es un gospel. “Custard Pie”, “Down by the Seaside”… en fin, los 15 temas del disco son especiales.

-“Presence” (marzo de 1976).
La grabación de este disco no fue fácil. Page se vió presionado a completarlo y mezclarlo en un plazo de poco más de dos semanas, pues tras ellos esperaban para grabar en el mismo estudio los Rolling Stones. La música refleja esa tensión y ritmo frenético de trabajo, dura y eléctrica, sin apenas toques acústicos. A pesar de ser un disco formalmente impecable, resultó algo frío, aunque contiene una de las mejores canciones de los Led Zeppelin: “Achiles Last Stand”.

-“In through the Out Door” (agosto de 1979).
Tras la edición de la banda sonora de “The Song Remains the Same” (un directo), se hizo esperar el retorno discográfico de Led Zeppelin, que llegó con este álbum en el que John Paul Jones tuvo un papel muy destacado al dedicarse por primera vez a la composición mostrando más atención a los teclados. Continúa la deriva hacia el sinfonismo del grupo (“In the Evening”) y curiosamente se introducen ritmos brasileños en “Fool in the Rain”. 

-“Coda” (noviembre de 1982).
Ocho temas inéditos que en su día fueron descartados, pertenecientes a distintas épocas del grupo. Destacan “Poor Tom”, “Walker’s Walk” y “Ozone Baby”.
Han sido varias las recopilaciones editadas: “Remasters” en 1990, con una bella portada; una caja con cuatro CD’s del mismo año, otra más en 1993 (Boxed Set 2); el doble CD “The BBC Sessions” de 1997 que contiene las tres sesiones que realizó la banda para la emisora británica en 1969 y un concierto en París de 1971; y los dos discos “The Best of Led Zeppelin” aparecidos en 1999 y 2000. 

Recientemente vieron la luz un doble DVD con más de cinco horas de duración (algo que llenará el vacio de material audiovisual del grupo) y un triple CD (“How The West Was Won”) que contienen valiosas e inéditas grabaciones en vivo.

A finales del 2003 apareció el album de Robert Plant “Sixty Six To Timbuktu”, que recoge temas de su carrera en solitario y canciones de su etapa pre Led Zeppelín.
El zeppelín sigue volando muy alto. 

One Response
  1. Viviana 1 julio, 2014 / Responder

Responder a Viviana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *