Menu

Progresivo made in Spain

progresivo spain

En cualquier caso la historia del progresivo español se remonta a los pretéritos y grises tiempos de la España de los primeros y mediados años 70, y también puedo llegar a citar la recta final de los 60, donde una buena serie de grandes músicos de los cuales algunos fueron los grandes protagonistas del genero progresivo de la época incluso de nuestros días, mientras que otros no contaron con la misma suerte y quedaron hundidos definitivamente en las profundidades del olvido. Pero lee esto con mucha atención.

Aquí en España, llegamos a contar con una formación denominada Genesis, sí, tal cual, y vampirescas y nefastas majestades del museo del horror creativo, de la atmósfera de la hipocresía y amantes de danzar con horteras de la vanguardia del modernismo como Luis Cobos (quien siempre anduvo más perdido que una aguja en un pajar), Pablo, pablíto, pablete Abraira (del que Dios nos salva), cuentan con su propio pasado progresivo, y no sigo citando más personajes, por miedo a que el ordenador pueda bloquearse para siempre. Pero hagamos memoria y recordemos la época dorada del genero que nos ocupa. Posiblemente para todos nosotros, la década de los 70 fuese la más positiva y donde en su segunda mitad el progresivo Ibérico y por circunstancias políticas, desfasaba del resto del mundo en cinco años. Pero lo cierto es que durante la segunda parte de los 70, numerosas bandas españolas grababan sus obras, actuaban por toda la península, y lo más importante, contaban con el apoyo de las discográficas y de los medios de comunicación. Cuando el Punk y la New Wave venían presionando fuerte desde Europa, el progresivo comenzaba a bucear en su época más oscura. El sinfonismo español siempre se ha caracterizado por la masiva influencia de otros géneros y vertientes musicales, que afortunadamente le han dado su propio sello distintivo, lo que lo diferencia notablemente del cosechado en el resto del mundo.

Podemos citar la riqueza y efervescencia del progresivo catalán, tildado de acertadas pinceladas sónicas orientadas hacia el Jazz-Rock y la Fusión, el cual fue representado por musculosos proyectos como Abedul, Borne, Secta Sónica, Gotic o incluso los geniales Iceberg.

Esta mucho más que claro que en nuestra fonética particular y como una de las grandes joyas de nuestra propia colección, figura el primer álbum de la grandísima banda catalana Iceberg, su primera entrega discográfica llamada “Tutankhamon” y firmada por “Max” Joaquín Sunyer (guitarras), Angel Riva (saxo y voces), Primitiu Sancho “Primi” (saxo y voces),Jordi Colomer (batería y percusiones) y el gran genio, uno de los tecladistas más reconocidos de todos los tiempos, el formidable Joseph Mas “Kitflus” , completando la formación.

Un álbum que definía a la perfección las presentaciones del quinteto, con un gran poder de ejecución instrumental y cierta aproximación al jazz, “Tutnakhamon” fue grabado del 5 al 15 de Mayo de 1975, en los estudios Kirios de Madrid.

Y tal vez menos compleja pero más personalizada pudo ser la vertiente andaluza del progresivo, manifestada en Alameda, Cai, Guadalquivir, Goma, Imán, Medina Azahara, oMezquita entre otros fenómenos.

El primer trabajo de los gaditanos Cai, hoy por hoy autentica pieza de coleccionista, fue publicado en 1979, y actualmente son muy pocos los privilegiados que cuenten con “Más Allá de Nuestras Mentes Diminutas”, titulo que recibía esta tremebunda obra, de patrón claramente progresivo, donde los ritmos aflamencados también ocupan espacio a lo largo de todo el disco.


Alameda desde su primera obra, donde el flamenco, la Bossa Nova y fundamentalmente el estilo personal del quinteto configuraban uno de los mosaicos más atractivos de la vertiente sureña de nuestro progresivo. Las diferencias en cuanto al sonido de Triana respectan, no eran muchas. En cualquier caso, siempre reconoceremos a Alameda, como uno de los grandes profetas de su propia tierra.

Imán desde Sevilla y formados por Iñaki Egaña (bajo y voz, y con una sobresaliente y reputada trayectoria a sus espaldas), Manuel Rodríguez (guitarras), Marcos Montero (teclados) yKiko Guerrero (batería).

“Califato Independiente” fue la primera carta de presentación de los sevillanos, disco publicado en 1978 y donde las culturas sureñas mezcladas con un brillante abanico de flamenco adornado de Mellotron, reforzado de la solidez rítmica que siempre ha caracterizado las dos publicaciones discográficas del grupo. Un trabajo recomendadísimo al que actualmente puede acceder cualquiera gracias a la reedición de los dos álbumes del proyecto Imán. Además su segunda entrega llamada “Camino del Águila”, ha cumplido 20 años en el pasado año 2000.

El sonido más urbano y cercano al hard, fue protagonizado por los representantes madrileños, Asfalto y Ñu, son dos claros ejemplos de lo cosechado durante los años del nacimiento denominado como La Movida Madrileña.

progresivo spain

Pero hasta llegar aquí, hubo un antes protagonizado por una serie de elementos, cuyo paso por la armada del progresivo madrileño, no fue del todo reconocida. Y es que me estoy refiriendo a los años 70, 71 y posteriores, donde bandas como Agamenon, Cerebrum, Alacrán o Conexión (con Luis Cobos) entre otros, dejaron sus propias referencias en trabajos como “Todos Ríen de Mí” de Agamenon, los dos gloriosos, ácidos y psico-progresivos singles registrados por Cerebrum, o los más conocidos Araxes II, con un concepto mucho más definido y estructurado del progresivo. Pero lo creas o no, el único justificante que llegó a quedar de su buen hacer fueron tan solo tres temas. Y hoy en día tan solo alguien que en aquellos días estuviese al corriente de la banda, podrá seguir disfrutando de tan pretérito y curioso documento.

Hagamos también memoria para los vallecanos Union Pacific, formados nada menos que en 1971.

Y así van transcurriendo los años, hasta llegar a la segunda era de los 70 dentro del panorama madrileño, surge una evolución dentro del ámbito musical, y surgen nuevos valores camino de uno de los movimientos culturales de mayor reconocimiento en España.

Absolutamente grande fue el primer álbum de los madrileños Ñu, dirigidos por José Carlos Molina, y su provocativa visión y rebeldía ante el sistema y sus protagonistas. También fueron muchos los que vieron en la banda del veterano trovador de ciudad, una clara influencia de Jethro Tull, fundamentalmente en el estilo y ejecución del propio Molina, a la hora de tocar la flauta traversa.

“Cuentos de Ayer y de Hoy” se publicó en 1978, y con la presencia de músicos de elite como Enrique Ballesteros (uno de los bateristas más solicitados durante los 70 y buena parte de los 80) entre otros.

Los seis cortes del disco no tienen desperdicio alguno, temas como “Preparan”, “Cuentos de Ayer y de Hoy” o incluso “Paraíso de Flautas” muestran una clara influencia tentada por el barroco, bien conjugada con el buen hacer creativo e instrumental de la formación al completo.

Han pasado 22 años desde la aparición del primer LP de Ñu y la historia de la banda ha sido prolongada hasta nuestros días, han seguido cosechando grandes discos pero a decir verdad su sonido se ha endurecido de manera notable en las últimas décadas aproximándose al Heavy y asegurando su permanencia hasta llegar a lo que es la edición de su último disco, donde repasan en una colección no del todo acertada en cuanto a los temas, su larga historia.

En cambio bandas como Galadriel son entre otras, historia reciente del progresivo madrileño, aunque tal vez sus influencias tengan facturas internacionales y abarquen desde el sonido neo-progresivo de fenómenos como los británicos Pendragon, Shadowland o de patrón más clásico como Yes o Genesis, su sonido es un cúmulo de mágicas sensaciones e ilimitados horizontes donde crecen espirales de libertad como bien demuestran a lo largo de su colosal trabajo “Mindscapes”, aparecido en 1997. Con más de 15 años de vida, son uno de los grupos más elegantes del sello francés Musea.

Desde el norte, el progresivo ha contado con un buen número de representantes, incluso en la actualidad algunas formaciones con tablas a sus espaldas como puedan ser los gallegos In Nomine (los cuales después de muchos años en el anonimato han publicado hace algunos meses su primer CD), siguen en la brecha.

progresivo spain

Los cantabros Bloque, fueron el ejemplo a seguir y la clara influencia de otros proyectos que bañaron sus discos con una descarada influencia del sonido más puro de una formación cargada de verdaderos profetas del arte, la vida enfocada desde su propio y crudo punto de vista, el amor y el grito más contundente dirigido hacia la libertad. Ellos son sin duda alguna la esencia y la apuesta más firme a la inexistencia de barreras y a la ilimitación del poder provocado por la imaginación. Su última entrega grabada en directo cuenta con casi dos años de vida, y hasta el momento sigue siendo su publicación más reciente.

Pero sus paisanos Ibio, tal vez poco reconocidos, fueron la clara influencia de los asturianos Asturcon, que nos dejaron en 1980 un formidable trabajo cantado en bable al igual que otras bandas del principado como Cuelebre o Rebodixu (nada que ver esta última con el popular baile), de las cuales ya no queda ningún resto y su material publicado, es probable que este en la única disposición de sus integrantes.

Siguiendo nuestro recorrido por tierras norteñas, podemos hacer alusión al progresivo vasco, influenciado por la música popular, el folk, instrumentación de tendencia acústica y predominio de voces femeninas en muchos de los casos, pero en su aspecto más progresivo, más sinfónico gozó de bandas tan impactantes como Sakre, que en 1978 dieron su fruto llamado“Bizitako Gauzak”, una obra conceptual y de definidísimo patrón sinfónico, donde los teclados y las guitarras jugaron un papel definitivo. Otras grandes formaciones como Embor, KoskaGanbara, obtuvieron su justo y merecido reconocimiento, así como también han podido darse a conocer más extensamente gracias a las reediciones de sus trabajos discográficos.

Por cantidad de grupos, es muy posible que el País Vasco se llevase la palma. Desde Itoiz una de las más sólidas formaciones al bilbaíno Iñaki Egaña o Iñaki, procedente de Los Buenos, Alacrán, Imán y Zen cuenta con un excelente disco titulado “Karma”. Un álbum de tesitura progresiva con toques de blues y hard, y una pieza a la vez, fácil de adquirir en nuestros días.

Desde los primeros años 80 la evolución del progresivo nacional ha sido mucho más que notable, y hasta llegar a nuestros días han surgido un grandísimo número de grupos, que hoy en día son los grandes representantes del genero. Otras de las viejas formaciones que habéis leído en estas paginas, siguen editando trabajos discográficos, aunque ahora, la repercusión de los mismos sea muy diferente a la de hace más de 20 años.

En la actualidad del progresivo Ibérico, podemos citar nombres como los de: Galadriel, Xiquis, Max Corbacho, Kotebel, In Nomine, Oz, entre otros muchos como Altair, el magistral proyecto del gran percusionista Alfredo G. Arcusa, con dos grandiosos trabajos publicados.

La banda Altair, en la actualidad ha editado su segundo trabajo, después de un largo periodo de silencio abarcado entre 1989 y el año 2000.

“Fantasías y Danzas”, son de nuevo nueve piezas de carácter instrumental, que nos revelan la progresión lógica y certera, tras lo que fue la publicación de su primer disco grabado durante 1989.

La elaboración del sonido del proyecto y su propia música, siguen manteniendo una conexión directa con los parámetros del progresivo, teniendo en cuenta una identificación con firma propia, sin perder en ningún momento la identidad de Altair.

Son sin duda alguna, una de las formaciones más interesantes de la actualidad del progresivo nacional. Así como también hay que tener en cuenta otros grandes nombres como Difícil Equilibrio, Salamandra, la genialidad de guitarristas como Alain Piñeiro, el alumno más aventajado de Robert Fripp, o del gallego José Luis Prieto, creador de grandes mosaicos de fusión adornados con una personalidad creativa fuera de lo común, pasando incluso por la absorbente elegancia creada por las sugerentes composiciones de Barrock.

De esta forma cerramos un capítulo que tan solo espero os haya mantenido entretenidos y al menos, durante unos minutos recuerdes los emotivos y pretéritos tiempos de gloria, de la historia de nuestro progresivo y de quienes la hicieron posible.

One Response

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *