Menu

Rory Gallagher; segunda parte

Si te has perdido la primera parte pincha aquí.

Comenzaron los experimentos y probó con sus compañeros Johnny Campbell y Oliver Tobin a tocar como trío, fuera de la orquesta, realizando varios shows en Hamburgo. El resto de la orquesta se reorganizó y volvieron a ponerse el nombre de Fontana.
En 1966, Rory Gallagher decide formar un nuevo trío con Norman Damery a la batería y Eric Kitteringham al bajo ya con el nombre de Taste, tocando temas propios además de versiones personalizadas de clásicos del Blues, sin que éstas fuesen mayoritarias en su repertorio. Eran días duros, pues tocando temas propios con Taste, se cobraba mucho menos que con versiones en una orquesta.

rory Gallagher

Rory Gallagher


En los comienzos de Taste se cobraban 30 libras exterlinas por noche. Actuaron en infinidad de clubs sin que el éxito llamase a su puerta. Una noche, el bajista de la Dave Glover Showband, George Jones, quien anteriormente había tocado con The Monarchs Showband al lado de Van Morrison, quedó impresionado y habló con ellos recomendándolos ir a Belfast. Allí hizo correr la voz sobre un grupo irlandés de blues llamado Taste. Van Morrison y los Them habían convertido al público de Belfast en fanáticos del Rythm´n´Blues. Así Taste apareció en el Maritime Hotel de Belfast, un antiguo salón de baile convertido en un club de Rythm´n´Blues. Estuvieron tocando numerosas noches. Allí es donde los vió Marvyn Solomons, un cazatalentos al que habían recomendado que viese a los Taste, la revelación del momento. Quedó tan gratamente sorprendido, que al día siguiente los ofreció grabar un disco, en Julio de 1967. Este disco “promocional“, en realidad es el primer vinilo, que en España salió con el nombre de “En el Principio”, es un disco de muy breve duración, pues un técnico despistado borró parte del material por error.


Y ahí comenzó todo: conciertos y más conciertos, y en Agosto de 1968, surgen los primeros cambios en la formación, se marchan Norman y Eric, e ingresan Richard McCracken, bajo y John Wilson, batería, siendo la formación más conocida de Taste. Llega el fichaje por la Polydor.


Visitan Londres, pero ahí tienen que esperar su oportunidad, pues en ese momento está John Mayall y otros que acaparan el éxito y la atención entre una juventud que empezaba a descubrir la nueva música venida de las plantaciones de América del Norte. Marchan a Hamburgo, donde es impresionante el éxito que tienen dentro de la zona musical del momento, para volver de nuevo a Londres, donde esta vez sí, se maravillan con este nuevo y fresco grupo de blues. Realizan una gira por Norteamérica con Blind Faith y luego por Europa con John Mayall. La fama les precede a todos los lugares a los que van, y si bien su verdadero primer LP “Taste” no logra brillar, su segundo “On the boards” deja mudos a los críticos, quienes ya califican a Rory como a uno de los mejores guitarrístas del momento. Además de dominar las guitarras acústicas y eléctricas, nos deleita también con su dominio de la mandolina, la armónica e, incluso, el saxo. Pero cuando están ya alzados en el éxito, poco después de brillar con luz propia en el Festival de la isla de Wight, el grupo se desintegra. Por un lado se largan Richard y John para crear Stud, y por otro Rory, que emprende su carrera en solitario.


En 1971 graba su primer LP “Rory Gallagher” con Gerry McAvoy al bajo y Wilgar Campbell batería, colaborando Vincent Crane con el piano. Participa en los discos de Muddy Watters “London Sessions” y Mike Vernon “Bring It Back Home” y saca un nuevo disco “Deuce”. Durante la gira de este último LP, se extrae el material para el tercero, “Live in Europe”, que lo pone en lo más alto de las listas de ventas y popularidad.


Durante los años 1971 y 1972, la prestigiosa revista musical inglesa Melody Maker le nombra como mejor guitarrista entre sus lectores, dejando rezagados al magnífico guitarrista del momento, Eric Clapton, y a un Alvin Lee de los Ten Years. Una interminable gira mundial de conciertos precede a las nuevas sesiones en estudio, gestando y sacando al mercado el aplaudido álbum “Blueprint”, con nuevos miembros. Se marcha Wilgar para entrar Rod DeAth a la batería, y unos teclados que darían mucha más fuerza a la música, sobre todo en directo. El elegido fue el genial Lou Martin, quien a partir de entonces tendrá un puesto fijo en el grupo por su increíble dominio de todo tipo de teclados. Rod y Lou provenían de la prometedora banda Killing Floor, que se desmembró después de la huida de sus principales elementos. Este mismo año, 1973, además de no parar de tocar por todo el globo, Rory Gallagher colabora con Jerry Lee Lewis en su “London Sessions”, arrasa en el Festival de Reading y engendra otro Top Ten: “Tatoo”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *