Menu

Rory Gallagher; tercera parte

Si te has perdido la primera parte pincha aquí. Y si es la segunda parte la que te has perdido pincha aquí.

1974 es otro año de interminable trabajo para Rory, con un frenético ritmo de conciertos, de los que sale el doble LP y película “Irish Tour ´74″. Magistral obra, disco imprescindible para cualquier aficionado al blues-rock. Ese mismo año aún le da tiempo de participar en las sesiones de grabación del disco de Chris Barber y la nueva petición de ayuda de Muddy Watters para engendrar su “London Revisited”. Durante dicha gira pasa por España, por una España que poco a poco se iba abriendo al mundo exterior. Actúa en el Teatro Monumental de Madrid en 1975, dejando más que impresionado al personal por su gran hacer en el escenario, su entrega al público, y sus más de dos horas de actuación. El recital es grabado, sorprendentemente, por TVE y retransmitido en diferido para todo el territorio. 


Más y más conciertos preceden a la grabación de “Against the Grain” (1975). Antes de las sesiones de este LP, es invitado a unirse a los Rolling Stones para cubrir el puesto que dejó vacante Mick Taylor, y el 23 y 24 de Enero de 1975 ensaya con ellos. No viéndose a gusto en el grupo, declina la invitación y decide continuar su camino en solitario.

rory Gallagher

Rory Gallagher


En 1976 llega la edición de “Calling Card”, vinilo producido por el bajista de Deep Purple, Roger Glover, en el que hay un primer acercamiento al sonido del hard rock. Entonces comienza otra nueva gira, durante la cual colabora con Lonnie Donegan en “Puttin´ On The Style” y con Joe O’Donnell en “Gaodhal’s Vision”. Se encuentra en el Festival de Jazz de Montreux con Albert King, quien le invita a tocar con él en su show, teniendo como escenario el Gran Casino de Montreux, concierto que fue publicado como “Albert King Live”. De nuevo le llueven las ofertas y consigue conciertos con gran éxito a lo largo de todo el planeta, además de colaboraciones con gente apasionada del sonido de Rory. En 1978 también aportó su granito de arena arreglística en la obra de Mike Batt (“Tarot Suite”). Ese mismo año, en Mayo, vuelve a haber cambios en la banda, sentándose a la bateria Ted Mckenna al irse Rod DeAth. También Rory prescinde de los servicios de Lou Martin, al componer material de hard rock en el que no había cabida para teclados, su sonido empieza a hacerse mas duro. Corren los tiempos de “Photo Finish”, un álbum crudo, fuerte, lleno de garra. Durante la gira de este disco vuelve a España, desbordando energía por las salas en las que actúa. Los que le vieron en el Pabellón de los Deportes del Real Madrid dicen no haber visto nunca nada igual, su potencia musical, dominio del escenario y entrega a la música en que creía, hacían de los conciertos de Rory Gallagher una verdadera explosión de humanidad. “Top Priority” sale a la luz en 1979, y de nuevo un LP en directo, “Stage Struck” en el que se resume lo que han sido los shows anteriores, rock en estado sólido, sólo rock. Corría el año 1980.


Actúa en el Punchtown Festival de Irlanda, junto a sus amigos Paul Braddy y Phil Lynott. En Marzo de 1981, Ted Mckenna abandona la banda para ponerse a órdenes de otro héroe de la guitarra, Michael Schenker, y es sustituído por Brendan O’Neill. Con él graba “Jinx”, un disco que, sin dejar de ser hard rock, rezuma efluvios de sus viejas raíces blues por todas partes.


Las ventas de discos ya no son tan numerosas como antaño, los criterios musicales de las discográficas van variando, pero en contra de lo que se pueda pensar, los recitales de Rory siempre estuvieron llenos a rebosar. Nunca le preocupó el número de vinilos que se vendieran. La edición de nuevos trabajos discográficos constituían un instrumento de información para poder mostrar los temas que ampliaban sus repertorios en directo, porque donde de verdad se sentía a gusto era era en un escenario ante su público. Había salido de las listas de los más vendidos, pero aún seguía inalterable la fama de sus impresionantes conciertos. Como guitarrista su reputación nunca decayó, estando siempre considerado como uno de los más grandes. La prueba está en que mucha gente pedía su colaboración (Box of Frogs, The Fureys & Davey Arthur, Davy Spillane Band, Phil Coulter, Gary Brooker, etc.), realizando diversos arreglos musicales, lo mismo con guitarra eléctrica que acústica.


En 1984, Rory participa en un concierto benéfico por Etiopía y la banda de lujo la completa con dos buenos amigos: el stone Charlie Watts y el reputado bajista Jack Bruce. Acto seguido viene a España y participa en el Festival de Calpe, y dos años después, nos vuelve a visitar y de nuevo completa aforo en la sala Canciller de Madrid, la plaza de toros de Gijón, el Palau Blaugrana,…


Cuando llega 1987 edita otro LP en el que vuelve a defender el blues “Defender”, acompañado de un video, “Messin´with the Kid”, en el que se resume el recital que dió en el Cork City Hall ante sus paisanos, aunque no verá la luz hasta 1990, año en el que publica su último vinilo “Fresh Evidence”. En esos años mantiene su intensa actividad y colabora en el doble disco homenaje a Peter Green, ayuda a Roberto Manes en su album y realiza improvisados shows con su amigo Jack Bruce. Mientras el alcohol le mete cada vez más en problemas, sobre todo de salud, se deshace la banda, obligándole a conseguir nuevos miembros, Jim Levaton a los teclados, David Levy al bajo y Richard Neuman en la bateria. Poco a poco su vida se va centrando exclusivamente en los shows en directo y en colaboraciones con amigos (Samuel Eddy, Energy Orchard, Dubliners, etc.) mientras sigue un progresivo deterioro físico, llegando enfermo a 1995. Sus excesos con el alcohol han hecho mella en su hígado, de tal forma que le es transplantado uno nuevo con éxito pero, complicaciones posteriores, hacen que Rory muera el 14 de Junio de 1995.


Multitud de homenajes se han realizado por todo el mundo. Se ha puesto su nombre a calles, bibliotecas, colegios, y artístas de fama internacional siguen reconociendo sus méritos e influencia en muchos músicos posteriores. Rory Gallagher ha sido uno de los pocos artistas de blues-rock que nunca se retiraron, que nunca descansaron en toda su carrera, sus recitales han sido vistos en todos los rincones del planeta.


En España hizo mella su música y sus enérgicas actuaciones, y son muchos los que sintieron su desaparición, como el alma mater de Leño, Rosendo Mercado, Jose Carlos Molina de los Ñu o Yosi de Los Suaves.
Tras su desaparición se han editado nuevas canciones y versiones en directo no escuchadas hasta ahora como las sesiones de la BBC en formato de doble CD, uno en directo y otro en estudio, un cuádruple CD en vivo titulado “Let´s go to work”, que recoge sus vinilos oficiales en vivo más uno que aún no había visto la luz, además de un álbum acústico, “Wheels Within Wheels”.


Todos los que presenciamos alguno de sus conciertos no le olvidamos, y los que no tuvieron esa suerte, al menos podrán disfrutar con su legado de grandes canciones y de innumerables grabaciones que se hicieron a lo largo de toda su carrera, pudiendo afirmar que Rory Gallagher nos dejó, pero sigue y seguirá siempre presente en nuestro recuerdo. Un músico fiel a sus ideas, al que no le hizo falta vestir a la moda ni vender su arte al capital para llegar al corazón de todos.


A la memoria de Rory Gallagher (1948-1995).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *